IEJES abre sus puertas de nuevo
 
 
Jorge Urbina, Directivo del IEJES expone los objetivos y la misión con la cual resurge el Instituto.

IEJES reinauguro sus instalaciones e inició de inmediato sus funciones para trabajar en la construcción del estado de Derecho en El Salvador, en un acto que contó con la participación de la comunidad jurídico y académica.

Estos son los obvjetivos con los que abrimos nuevamente nuestras puertas:

1.-El Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador, IEJES, fue fundado en el año 1988, en plena guerra civil; durante un periodo caracterizado por la represión indiscriminada contra el movimiento social y popular, cuando los derechos fundamentales de sus miembros, miembras y líderes, eran violados sistemáticamente, irrespetándose toda garantía de un estado de derecho y las elementales normas de convivencia democrática. La normativa configurada en la superestructura jurídica de la época, estaba inspirada en una concepción contrainsurgente, que respondía a la estrategia represiva del régimen.

2.-La ausencia de un pensamiento jurídico capaz de denunciar, desafiar y enfrentar ese control ideológico del aparato estatal, de parte de las asociaciones tradicionales de abogados, las cuales en distintas oportunidades -expresamente o con su silencio cómplice- avalaron ese irrespeto sistemático a los derechos humanos, generó las condiciones para que un grupo de jóvenes abogados y abogadas junto a estudiantes de derecho, vinculados a los organismos defensores de los derechos humanos, a las universidades progresistas, a las gremiales sindicales, etc., decidieran agruparse y expresar públicamente lo que era un clamor popular: ¡UN BASTA YA!

3.-De ese manera, celebrando el Cuadragésimo Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada en París el 10 de Diciembre de 1948, el IEJES realizó una actividad académica dedicada a conmemorar ese hito histórico de nivel mundial y el 10 de Diciembre de 1988 salió a la luz pública nacional e internacionalmente. El respaldo popular en nuestro país y más allá de nuestras fronteras fue inmediato. El apoyo de organismos como la Iglesia Católica Metropolitana, la Iglesia Luterana, la FENASTRAS, UNTS, el Comité de Madres de Detenidos, Asesinados y Desaparecidos “Monseñor Romero”, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos IIDH, la Fundación Friedrich Ebert, la Fundación Ford, entre otros, fue decisivo para el inicio y desarrollo institucional de nuestro instituto.

4.-El IEJES acompañó en marchas por las calles de San Salvador al movimiento popular que demandaba la paz y una solución política al conflicto, por ello fuimos llamados peyorativamente “jóvenes marchistas”. Pero las credenciales profesionales de sus asociados y asociadas pronto superaron la limitada capacidad de sus críticos, desarrollando una serie de actividades académicas que abrieron pioneramente los espacios al debate jurídico y político, convocando a los juristas nacionales e internacionales más calificados en sus áreas de estudio. Su sostenido impulso de una línea editorial contribuyó a llenar el vacío bibliográfico de entonces, el cual se debía a la falta de producción de pensamiento por parte del gremio de abogados y la comunidad jurídica en general, situación que se agravaba por la censura intelectual durante el conflicto.

5.-Los Cuadernos del IEJES, las ediciones monográficas bilingües, la Revista Guayampopo y los libros publicados bajo el sello de Editorial Guayampopo ; la Página Cultural en el Diario Co Latino; los Boletines Jurídicos Informativos, innumerables eventos de debate público, congresos nacionales e internacionales, el programa de Investigación jurídica y el Centro INFORLEX, surgido del convenio que se firmó con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM de México; fueron claves en la presentación y discusión de los temas jurídicos más variados y de análisis de la coyuntura política.

6.-De igual forma nuestra inédita participación en la observación electoral en las elecciones de 1991 acompañada de un vasto programa de educación cívica, el debate de candidatos, apoyados por la cooperación internacional (USAID, Cooperación Española, Unión Europea, Hivos, Centro Internacional de Derechos Humanos y Desarrollo Democrático hoy Derechos y Democracia, el National Endowment for Democracy, Oxfam Solidarite Bélgica, Fundacion Friedrich Ebert, entre otros) abrió las puertas a otras ONGs para su posterior inserción en el trabajo de promoción democrática y electoral. Los mencionados cooperantes internacionales, junto con entidades locales nos apoyaron en la implementación de programas de promoción y defensa de los derechos humanos, la capacitación jurídica popular y diversos procesos de incidencia política.

7.-Veintidós años más tarde nos encontramos frente una coyuntura que se caracteriza por un régimen de transición democrática que se expresa mediante un gobierno plural , el cual sin constituir un gobierno de unidad nacional, es respaldado por el principal partido de la izquierda el FMLN y otras fuerzas políticas, sociales y democráticas; enfrentado también a una oposición mayoritaria de la derecha política, atrincherada en otras instancias del estado.

8.-Asimismo observamos a un movimiento social y popular bastante agotado, sin la suficiente capacidad como masa crítica de articular una agenda que pueda ser considerada o pueda incidir en el diseño e implementación de las políticas públicas del nuevo gobierno, a pesar que este de vez en cuando abre espacios de consulta y genera ventanas que podrían posibilitar el monitoreo de la calidad en la gestión pública.

9.-Este panorama, agravado por la falta de coherencia de una política gubernamental que impulse el desarrollo nacional, consolide la democracia, garantice la seguridad ciudadana, modernice el sistema político y fortalezca el estado de derecho, nos impulsa nuevamente -aunque ahora en un contexto mucho más favorable- a retomar la palabra y expresar esos ideales de cambio que demanda nuestro pueblo.

10.-La anterior situación obliga a diseñar una estrategia de reposicionamiento del IEJES, asumiendo los compromisos que lo caracterizaron, para lo cual cuenta con el apoyo de los amigos en el interior y exterior del país, con las alianzas institucionales construidas a base de la comunidad de intereses y la colaboración reciproca, y sobre todo, con la participación de sus cuadros con probada experiencia profesional y académica, quienes se identifican con el compromiso político inicial con el cual nació el Instituto, a fin de convertirlo en un SUJETO POLITICO capaz de ser reconocido como un referente en esta transición a la democracia.

El IEJES por tanto, aspira a incidir en la vida nacional trabajando sobre la base de la igualdad entre los géneros, con calidad académica, consecuente con los intereses nacionales y sobre todo, manteniendo su inclaudicable independencia política y su compromiso con la democracia.

 

12 de Marzo de 2010

     
 

29 Avenida Norte No. 1166, Colonia Buenos Aires, San Salvador, El Salvador, C.A Tel. (503) 2225-2660

informacion@iejes.org.sv Tel. (503) 2226-6021 www.iejes.org.sv

 

El Salvador, Centro América.